Guasón da más miedo que It: La crítica social que hace es feroz

En el cine, cuando empezaron los créditos, la gente no sólo aplaudió. Se rió. Todos salimos riendo. Asustados, y muertos de la risa.

Imagen de Diego Escobedo
1,558 Lecturas
12 de Octubre, 2019 19:10

Saliendo de ver Joker. Magnífica, sublime, inefable... una obra maestra. ¿Violencia excesiva? Ni tanto. ¿Mucha sangre? Poca, la justa y necesaria.

[Advertencia de spoilers]

Esta es una película psicológica. Un continuo descenso mental. De ahí la genialidad de la escena de la escalera: una explícita metáfora de la caída en la locura del Guasón ("La locura es como la gravedad, sólo necesitas un empujón"). Una gloriosa caída. Si Rocky asciende las escaleras, Joaquín Phoenix las desciende con la misma aura de triunfo. Esta película podría llamarse perfectamente Falling Down, como la de Michael Douglas.

Las críticas apuntan a la falta de libre albedrío del Guasón. Una tragedia griega donde todo está predeterminado, donde todo lo empuja a convertirse en villano. Obvio, ¿por qué creen que es el mayor némesis de Batman?

Alguien por ahí dijo que este era un villano emo, millenial, hipersensible, para que una generación de jóvenes hipersensibles e intolerantes al fracaso empatice con él. Nada que ver. Eso se lo puedes decir a un individuo normal. Pero este es un personaje con problemas siquiátricos. Y la forma en que la película trata el problema de la salud mental es notable. Un problema individual, pero también social.

Y es que la crítica social que hace la película es feroz. Y súper explícita: estamos ante una sociedad que no le interesa ayudar a un hombre enfermo, ¿es que él no puso nada de su parte? De nuevo, eso se lo puedes pedir a una persona en sus cabales. Arthur Fleck venía con problemas desde la cuna. En casos extremos como esos, obvio que el Estado tiene que intervenir.

En vez de eso, vemos la cara más negra del neoliberalismo, que recorta programas sociales y de salud pública. Así, genera un resentimiento que mueve a tumultos enardecidos a elevar al Guasón, un asesino de gente rica, como su Mesías.

Esa es otra de las gracias de la película: no sólo te muestra el origen del Guasón, te explica convincentemente cómo un loco peligroso tiene a tantos secuaces siguiendo sus órdenes. Todo es culpa de una sociedad demasiado desigual, y de una elite rica indiferente al sufrimiento ajeno.

Si el Batman de Nolan era una película republicana, esta es una película demócrata. Batman nos dice "mano dura con los delincuentes", el Guasón nos critica "¿qué han hecho ustedes para evitar que el delincuente caiga en la delincuencia?".

El Batman de Nolan luchaba intensamente contra el terrorismo y la revolución tercermundista, cual George Bush. El Guasón de Tod Phillips hace una crítica explícita al Obamacare y los vicios de una sociedad capitalista individualista, insensible y egoísta. Una sociedad de gente que, lejos de darle la mano a alguien que ha tropezado, lo agarra a patadas en el piso.

Lo único que extrañé, es que si bien explican el origen de la locura y el carisma del Guasón -y de forma bastante verosímil- no explican su inteligencia. El Guasón es un villano con conocimientos de química, logística y explosivos. Hasta ahora sólo Tim Burton se ha dado el tiempo de detallarlo.

En fin, esta película es una digna precuela del Caballero de la Noche. La actuación de Phoenix está a la altura de la de Ledger. Oscar asegurado, y merecido. Su performance da más miedo que el payaso de It.

Esta tarde en el cine, cuando empezaron los créditos, la gente no sólo aplaudió. Se rió. Todos salimos riendo. Asustados, y muertos de la risa.

Phoenix y Phillips nos subieron a una montaña rusa y nos hicieron pasar magistral y simultáneamente por los dos grandes géneros del teatro: la comedia y el drama. Salimos con cara feliz, y triste al mismo tiempo, cual Arthur Fleck.

No es casual el éxito de esta película. Hoy, en un mundo tan enfermo, todos somos el Guasón.

Esto sí que es cine.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.